Warning: Trying to access array offset on value of type bool in /home/huellasfm/public_html/wp-content/themes/publisher/includes/libs/bs-theme-core/theme-helpers/template-content.php on line 1164

Warning: Trying to access array offset on value of type bool in /home/huellasfm/public_html/wp-content/themes/publisher/includes/libs/bs-theme-core/theme-helpers/template-content.php on line 1165

Warning: Trying to access array offset on value of type bool in /home/huellasfm/public_html/wp-content/themes/publisher/includes/libs/bs-theme-core/theme-helpers/template-content.php on line 1166

Warning: Trying to access array offset on value of type bool in /home/huellasfm/public_html/wp-content/themes/publisher/includes/libs/bs-theme-core/theme-helpers/template-content.php on line 1177
Periódico Digital de República Dominicana

Warning: Trying to access array offset on value of type bool in /home/huellasfm/public_html/wp-content/themes/publisher/includes/libs/bs-theme-core/theme-helpers/template-content.php on line 1164

Warning: Trying to access array offset on value of type bool in /home/huellasfm/public_html/wp-content/themes/publisher/includes/libs/bs-theme-core/theme-helpers/template-content.php on line 1165

Warning: Trying to access array offset on value of type bool in /home/huellasfm/public_html/wp-content/themes/publisher/includes/libs/bs-theme-core/theme-helpers/template-content.php on line 1166

Warning: Trying to access array offset on value of type bool in /home/huellasfm/public_html/wp-content/themes/publisher/includes/libs/bs-theme-core/theme-helpers/template-content.php on line 1177

¿Deberían preocuparnos los trihalometanos en el agua?

663

Por: Laura Tardón

El 5% de los tumores de vejiga se asocian a un contaminante del agua potable
Tras la noticia que asocia el 5% de los tumores de vejiga en Europa con los trihalometanos presentes en el agua, la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS) lanza un mensaje claro: «Las aguas de consumo suministradas en España son aptas y cumplen con la normativa española, basada en la europea y en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Así lo aclaraba también Cristina Villanueva, la coordinadora de la investigación europea que situaba a España entre los seis países con mayor nivel de exposición a esta sustancia química: «Cumplimos con la ley, el agua es potable y se puede beber». A continuación, aclaramos algunas cuestiones sobre este tema.

¿Qué son los trihalometanos?


Son compuestos que se generan tras el proceso de potabilización del agua por la reacción del cloro utilizado para desinfectar con la materia orgánica aún no tratada. La desinfección es fundamental para evitar diarreas y otro problemas de salud.


¿Qué efectos puede tener sobre la salud?


Según varios estudios, la exposición a largo plazo aumenta las probabilidades de desarrollar cáncer de vejiga, ya sea por ingesta, inhalación o absorción dérmica. Sus propiedades mutágenas y cancerígenas se han comprobado en experimentos animales. La investigación que ha publicado ISGlobal señala que el 5% de los casos de cáncer de vejiga en la Unión Europea son atribuibles a los trihalometanos. Es decir, alrededor de 6.500 (de los 134.976 tumores que se prujeron en el año 2016).
¿Cuál es el máximo permitido de trihalometanos?
El límite permitido por el reglamento europeo es de 100 microgramos por litro.


¿Cuál es el nivel promedio en España?


Tal y como indica el estudio europeo que lidera el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), el nivel de exposición medio en España es de 28,8 microgramos por litro. El dato más actualizado proviene del último documento elaborado por el Sistema de Información Nacional de Aguas de Consumo: 27,35 microgramos por litro, casi cuatro veces inferior al máximo de 100 establecidos por normativa.
¿Cómo nos encontramos en comparación con el resto de Europa?
El estudio que analiza los países de la Unión Europea (publicado en la revista ‘Environmental Health Perspectives’) muestra una media de 11,7 microgramos por litro. Por encima de este valor se se encuentran varios países, entre ellos España (28,8), Chipre (66,2), Malta (49,4), Irlanda (47,3), Grecia (26,3), Reino Unido (24,2) y Portugal (23,8).
¿Se conocen los datos por comunidades autónomas en España?
Existe un documento público del Sistema de Información Nacional de Aguas de Consumo (SINAC) que se va actualizando para ofrecer los últimos datos, pero no detalla los niveles de trihalometanos por comunidades autónomas, sólo el valor medio nacional (27,35 microgramos por litro en 2018. Habría que contactar con las distintas empresas suministradoras de agua de consumo. Tras conversación telefónica con Canal de Isabel II en la Comunidad de Madrid, sabemos, por ejemplo, que el valor en dicha autonomía es de «23,3 microgramos por litro», apunta Alfonso González del Rey, subdirector de calidad del agua de esta empresa, quien asegura que «la calidad del agua del grifo en la Comunidad de Madrid está garantizada».


¿Cuántos análisis se realizan en el agua para medir los trihalometanos al cabo de un año en España?


Según el documento de SINAC, en 2018 se hicieron 48.286 controles para tal efecto. En ninguno de ellos se han detectado señales de alarma por sobrepasar los niveles de este contaminante. El informe revela que a lo largo de 2018, de todas las determinaciones realizadas sobre 55 parámetros, fueron 42 (níquel, plomo, sodio…) los que causaron en algún momento puntual agua no apta y ninguno correspondía a los trihalometanos. En estos casos, apunta Fernando Morcillo, presidente de la AEAS, «se da aviso a todos los vecinos para que provisionalmente no consuman agua del grifo hasta que se normalice […] Ha pasado algún caso después de un incendio, con el arrastre de cenizas».


¿Deberíamos estar preocupados con los trihalometanos?

Los trihalometanos son compuestos químicos volátiles que se generan durante el proceso de potabilización del agua


«El borrador de la nueva Directiva Europea de Aguas de Consumo, que previsiblemente se publicará durante 2020, fruto de las instituciones europeas, mantiene el mismo límite para los trihalometanos (100 microgramos por litro)», apunta González del Rey. «Este valor ha sido reconfirmado en base a las recomendaciones de los expertos de la OMS». Aparte, cabe recordar «que para el caso de los compuestos potencialmente cancerígenos, se aplica un factor de seguridad adicional», subraya la AEAS. «Los valores recogidos en la normativa europea son aún más exigentes que los fijados por la OMS».
¿Deberíamos dejar de beber agua del grifo?
Miguel Ángel Lurueña, doctor en ciencia y tecnología de los alimentos, responde en su twitter: «No, el agua es segura y las alternativas son peores. El agua embotellada es mucho más cara y mucho menos respetuosa con el medio ambiente. Además, su consumo también tiene implicaciones sobre la salud. No tiene trihalometanos, pero necesita envase y transporte, se generan residuos plásticos, gases y partículas contaminantes, lo que repercute negativamente sobre la salud».
¿Cuál es el objetivo de la investigación de ISGlobal?
El equipo científico responsable del trabajo recomienda esfuerzos para reducir los valores de este contaminante aún más. Su estudio predice que si los 13 países con mayor exposición redujeran sus valores a la media europea (11,7 microgramos por litro), los casos atribuibles descenderían un 44%, con 2.868 tumores menos por año. Apuestan por la optimización del tratamiento del agua.


¿Qué se hace actualmente?


En la Comunidad de Madrid, por ejemplo, «se utilizan cloraminas para la desinfección del agua, lo que minimiza la generación de trihalometanos», expone el experto en calidad del agua de Canal Isabel II. También «reducimos al máximo la materia orgánica que va a reaccionar con el cloro mediante procesos de oxidación de ozono, ósmosis inversa y filtración a través de carbón activo, de tal forma que se producen menos subproductos como los trihalometanos».


¿Qué podemos hacer desde casa?


Lurueña explica que «se puede optar por la filtración con una buena jarra (no todas son eficientes y además hay que renovar los filtros a menudo) o con sistemas de ósmosis (aunque son caros y derrochan mucha agua)». Conclusión: «Puedes beber agua del grifo con tranquilidad. Si te preocupa el cáncer, hay otros factores mucho más importantes a considerar, como el tabaco, el alcohol, el sedentarismo y la mala dieta».

Viernes, 17 de enero de 2020

Los comentarios están cerrados.