Periódico Digital de República Dominicana

Falleció la Reina Isabel II… ¿qué pasa ahora?

Isabel II
0 144
Por: Fernando Almanzar

Isabel II no estaba destinada a reinar… Sin embargo, la renuncia de su tío Eduardo VIII, quien en diciembre de 1936 abandonó el trono para casarse con una estadounidense divorciada, la colocó en la línea directa de sucesión para, algún día, convertirse en monarca.

Su padre Jorge VI reinó por los próximos 16 años; hasta que murió de cáncer de pulmón en febrero de 1952. Fue entonces cuando Isabel II fue coronada.

En ese momento, lo que ni ella -ni el resto del mundo- imaginaban es que, por los próximos 70 años, ella estaría al frente del imperio británico, convirtiéndose en la reina más longeva en los más de mil años de la monarquía inglesa.

El Palacio de Buckingham anunció el pasado jueves que la Reina había sido puesta bajo supervisión médica en su castillo escocés de Balmoral, y que sus hijos y nietos habían viajado hasta allí para estar con ella. Horas más tarde, se confirmó su muerte…

Isabel II tenía 96 años, y hay quienes le decían «la roca», «la reina eterna»… Lo que sí está claro es que fue la figura que, en todo momento, unió al pueblo británico. Incluso desde su misma coronación, al ser el primer acontecimiento de este tipo en transmitirse por televisión, en aquellos tiempos olvidados de blanco y negro.

Isabel II demostró ser una mujer astuta, atemperada y desafiante; especialmente en momentos comprometedores, como el divorcio y muerte de la princesa Diana; y las acusaciones de agresión sexual en contra del príncipe Andrés, el segundo de sus hijos, quien además estuvo vinculado con el pedófilo convicto Jeffrey Epstein, sólo para citar un par de ejemplos.

Será difícil imaginar a Gran Bretaña sin Isabel II. Durante su mandato trabajó con 15 primeros ministros de Reino Unido y, de este lado del Atlántico, vio cambiar a 13 presidentes de Estados Unidos, desde Harry Truman hasta Joe Biden.

Fue una monarca que enfrentó los cambios más radicales, más revolucionarios e irreversibles de la modernidad. Desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta la pérdida de las colonias británicas y el Brexit. Pasando por la caída del muro de Berlín, la embestida terrorista de los últimos años y la modernización del Siglo XXI, que parece ir a velocidad de vértigo.

Ahora el príncipe Carlos III, el mayor de sus cuatro hijos, es el nuevo rey de la corona británica. En su primer discurso como monarca, éste prometió lo que cualquier jefe de estado promete cuando se estrena en el cargo: Gobernar para todos y por el bien de todos.

La pregunta es… En tiempos de crisis, ¿se unirá la gente al Rey Carlos III de la misma manera que a su madre?

Según la firma encuestadora YouGov.UK, la Reina Isabel II tenía la aprobación del 75% de sus súbditos, y apenas el rechazo del 8% de los británicos.

En cambio, el ahora Rey Carlos III, cuenta con una minúscula popularidad del 42% de los ingleses que lo ven con agrado; y el rechazo del 24% de la población. Está más que claro que, con estos números, su trabajo como rey estará cuesta arriba.

Recordemos que la Corona Británica va más allá de Reino Unido… Además de todos sus colonias y territorios, hay 16 países que todavía se rigen bajo el protectorado inglés, entre ellos Bahamas, Australia, Barbados, Jamaica, Sudáfrica, y hasta Canadá, solo para mencionar algunos.

En lo personal, soy partidario de las repúblicas. De que el pueblo acuda a las urnas para hacer cambios y elegir a sus líderes. Siempre he rechazado las monarquías y el hecho de que una persona se convierta en líder por linaje, por ser el heredero del trono…

Lo curioso es que hay quienes simpatizan y respetan a las monarquías; y en momentos cuando la gente no vota cuando hay elecciones, y que muchos de los políticos electos se convierten en corruptos y malversadores de fondos del estado, ya no sé cuál sistema de gobierno es el mejor para la sociedad. Eso sí, en lo que la jacha va y viene, yo soy Fernando Almánzar, y así veo las cosas.

Fernando Almánzar es ganador de tres Premios Emmy a la excelencia en la producción de televisión, y actualmente trabaja en Miami como productor y editor de asignaciones de CNN en Español.