Periódico Digital de República Dominicana

Canadá no aportará ayuda ni solución alguna a la crisis de siempre que vive Haití

0 75

La última fuerza de intervención dirigida por la ONU, que en 2004 y finalizó en 2017, luego de una serie de ejecuciones de ciudadanos haitianos,  extrajudiciales, y de escándalos de abuso sexual y la introducción de una epidemia de cólera en el país que mató cientos de miles y aún subsiste, rebrotando como epidemia.

Por: Juan Manuel Garcia

Podrían obtener alguna luz de objetividad, quienes se basen en lo publicado en estos días de octubre en el informe independiente del Proyecto de Información Canadá-Haití.

Estos son días cuando todos quieren hablar, aunque sea a distancia, de la situación haitiana.

Jennie Laure-Sully, oficial de The Canada Files, concluye en que “la ‘asistencia’ canadiense y estadounidense en Haití, no es más que otra invasión bajo la apariencia de asistencia”.

Laure-Sully para sus conclusiones toma muy en cuenta lo ocurrido en reunión reciente sobre Haití, de la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Mélanie Joly, junto al secretario de Estado de los Estados Unidos, Anthony Blinken.

Ariel Henry

De entrada, la analista opina que “esa solicitud de presencia militar extranjera en Haití es ilegal, porque el artículo 236.1 de la Constitución haitiana, prohíbe claramente la presencia de un ejército extranjero en suelo haitiano. La ilegalidad de la solicitud es tanto más evidente, cuando se considera que no existe un gobierno legítimo en Haití”.

Al rastrear la Historia reciente de Haití, Laure-Sully, enfatiza  que el primer ministro de facto, Ariel Henry, es miembro del partido PHTK, fundado por el ex presidente elegido de manera fraudulenta, Michel Martelly.

Y que ese PHTK se ha involucrado en el saqueo de fondos públicos, el despojo de agricultores haitianos y en masacres sancionadas por el Estado, según un informe de abril de 2021 de la Clínica Internacional de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de Harvard.

Henry, recuerda la analista, fue nombrado por Jovenel Moïse, también presidente elegido de manera fraudulenta, cuyo mandato había expirado hacía meses, cuando fue asesinado, el 7 de julio de 2021.

Asimismo, remite a que el expresidente Michel Martelly, igual que Ariel Henry son sospechosos de estar involucrados en el asesinato de Moïse.

Y hace ver que Henry se desempeña como Primer Ministro de Haití desde julio de 2021, y debe su designación en esa función al Grupo central, “una coalición de embajadores extranjeros (con representantes de Estados Unidos, Canadá, Francia, España, Alemania, Brasil, la ONU y la OEA), quienes han estado manejando de manera efectiva los asuntos de Haití (manipulando a títeres seleccionados), desde el derrocamiento del democráticamente elegido Jean Bertrand. Aristide en 2004”.

Dice que Henry todavía cuenta con el apoyo del grupo Central o Grupo Core, aunque nunca fue aprobado como Primer Ministro por el parlamento haitiano como lo exige la constitución haitiana.

Es el Core Group el que ha insistido desde 2021, en que el primer ministro designado de Haití un forme gobierno representativo, inclusivo de todos los sectores, en la medida en que se intensifica la crisis política de ese país. Pero el hombre ha quedado atrapado en su propia madeja de insuficiencia y falta de liderazgo, según ha difundido la agencia informativa Aljazeera, en un enfoque paralelo sobre la situación en Haití.

Laure-Sully se refiere a que cuando el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, en el Consejo de Seguridad, alude a la solicitud e fuerzas invasoras militares de Henry, lo hace ignorando las consideraciones constitucionales y legales. Lo mismo dice refiriéndose a opiniones editoriales del influyente periódico norteamericano Washington Post, cuando apoya el propósito intervencionista en Haití. Aunque, reconociendo que tal perspectiva no debe tomarse a la ligera dada la historia de la MINUSTAH, la última fuerza de intervención dirigida por la ONU, que en 2004 y finalizó en 2017, luego de una serie de ejecuciones de ciudadanos haitianos,  extrajudiciales, y de escándalos de abuso sexual y la introducción de una epidemia de cólera en el país que mató cientos de miles y aún subsiste, rebrotando como epidemia.

https://www.diariolibre.com/mundo/haiti/2022/10/24/aviones-de-eeuu-aterrizan-en-haiti/2119020?utm_source=recomendadas&utm_medium=bloque-home&utm_campaign=blueconic

Se advierte que, ya hay una presencia de la ONU en Haití llamada BINUH, que ha estado allí, desde 2019, con el mandato de ayudar al gobierno haitiano a implementar reformas democráticas. La BINUH se dedicó, no más, a brindar apoyo al partido PHTK y al cuestionado y al cabo asesinado, presidente Joevenel.

Fracasada la presencia de la MINUSTAH y la BINUH en Haití, se refiere que anteriormente, ha habido al menos ocho misiones internacionales de mantenimiento de la paz anteriores que también han fracasado por completo: la causa de esos fracasos ha sido que los soldados de la ONU han sido acusados ​​de violar, reprimir e incluso matar a civiles haitianos inocentes.