Periódico Digital de República Dominicana

Se prepara una “invasión” a Haití, afirma un documental

Haiti Foto: Richard Pierrie
0 51

“Lo que se está preparando es una nueva invasión a Haití, no para defender los intereses de los haitianos sino para defender los intereses estratégicos, económicos y geopolíticos de Occidente”.

Por: Jean Numa Goudou/ 23 enero de 2023

Al final de un documental titulado El saqueo de un pueblo publicado en su canal de YouTube, el medio 7 días en la Tierra, que se interesa principalmente por la actualidad internacional, afirma que se prepara una invasión a Haití. Durante aproximadamente una hora, el autor del video, Benjamin Tremblay, hace un recorrido histórico del país, desde la colonización hasta la actualidad, antes de presentar esta tesis.

“Lo que se está preparando es una nueva invasión a Haití, no para defender los intereses de los haitianos sino para defender los intereses estratégicos, económicos y geopolíticos de Occidente”, dice el Sr. Tremblay, ex miembro de la estación de radio estudiantil de la Universidad Laval convertida en documentalista web.

Sin embargo, es el propio gobierno haitiano, encabezado por el Dr. Ariel Henry desde el asesinato de Jovenel Moïse el 7 de julio de 2021, el que hizo una solicitud oficial para enviar una fuerza armada al país.

“En nombre del Gobierno que tengo el honor de presidir y en nombre del pueblo haitiano, hago un llamado a la solidaridad activa de los países amigos de Haití que tienen la capacidad de desplegar sin dilación una fuerza armada internacional especializada. .» , escribió el Dr. Henry el 9 de octubre, en una carta dirigida al Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres.

¿Invasión o intervención?

El debate es de interés para la comunidad haitiana. La periodista quebequesa de origen haitiano Mélissa François llamó la atención de sus fans sobre el tema en su cuenta de Twitter.

El video completo ha sido visto más de 300,000 veces

“La cuestión no es si el señor Henry presentó una solicitud, cree por su parte el profesor de ciencias políticas de la Universidad de Moncton Roromme Chantal. Es más bien si tiene las disposiciones legales y la legitimidad política para hacer esta solicitud. Y la respuesta es no.»

La Constitución haitiana requiere que un primer ministro tenga la aprobación del parlamento haitiano antes de ejercer el poder ejecutivo, un paso que no ha sido tomado por el gobierno actual. Sin embargo, sin elecciones desde 2016, el país se encuentra sin ningún cargo electo, sobre todo desde el pasado lunes.

Si el despliegue de una fuerza armada extranjera tuviera lugar en las condiciones políticas actuales, sería una invasión.

Romomme Chantal, profesora de ciencias políticas en la Université de Moncton, de origen haitiano

“En la comunidad haitiana de Montreal, muchos dicen que la única forma de resolver la cuestión de la seguridad es una invasión”, informa por su parte el exprofesor de sociología de la Universidad de Quebec en Montreal (UQAM) Jean -Claude Icart, de origen haitiano.

Pero según él, «esta situación de inseguridad, uno tiene la impresión de que la mantiene la comunidad internacional». El objetivo sería, siempre según el exprofesor, «obligar al pueblo a aceptar lo que no quiere, es decir elecciones bajo el liderazgo de Ariel Henry, para tratar de dar un barniz de legalidad a la ocupación que existe». hoy por bandas interpuestas”.

Trudeau resiste a los estadounidenses

Elprimer ministro Justin Trudeau y Anthony Blinken

La comunidad internacional también está luchando por reunir la fuerza armada en cuestión. El secretario de Estado de EE. UU., Anthony Blinken, incluso vino a Ottawa para convencer al primer ministro Justin Trudeau de que dirigiera esta misión. Esta semana, en una reunión bilateral, el presidente estadounidense, Joe Biden, planteó el tema al señor Trudeau. Hasta el momento, este último todavía le hace frente a Estados Unidos y le replica que debemos evitar los errores del pasado en Haití.

«Todas las intervenciones extranjeras en las últimas décadas no han podido evitar que hoy lleguemos a esta situación deplorable», dijo. Necesitamos tener un enfoque diferente y el enfoque que está tomando Canadá trabajando con otros es imponer sanciones extremadamente fuertes a las élites haitianas que financian la violencia.

El primer ministro canadiense, sin embargo, aclara que no se deja engañar. La situación en Haití es volátil, dice Trudeau, quien dice que se está preparando para cualquier eventualidad. “Todos sabemos que siempre existe la posibilidad de que mejore, pero también de que vaya cuesta abajo, que la situación empeore. En ese sentido, estamos en el proceso de discutir con nuestros socios en el Caribe y Estados Unidos qué tipo de escenario, qué tipo de intervención podría ser necesaria algún día”, dijo.

Canadá exige que haya, en primer lugar, en Haití, una aceptabilidad social y política de la misión, es decir, un acuerdo político generalmente satisfactorio entre las partes, lo que está lejos de ser el caso actualmente.

A fines de 2022, Ottawa envió una misión de expertos canadienses a Puerto Príncipe para estudiar el tema. El embajador de Canadá ante la ONU, Bob Rae, también ha realizado al menos tres visitas a Haití para convencer a los grupos políticos de firmar un acuerdo integral antes de la intervención armada.