Periódico Digital de República Dominicana

Vargas Llosa: con su campaña se convirtió en enemigo de los Dominicanos

0 644

El escritor se casó a los 19 años con su tía, Julia Urquidi y casi una década después la dejó por la hermana de su mujer, causando una catástrofe familiar. Luego de esas conductas, Vargas Llosa tuvo una terrible relación con su padre.

Por: Dayvi López Vargas

El Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa es sin duda una figura excelsa de las letras latinoamericanas. Pero, carece de virtudes literarias, una de ellas, según Aristóteles, la búsqueda de vivir una vida moral.

El Sr. Vargas Llosa ha sido experto en criticar a los demás, por citar ejemplos, en el caso de su obra contra Trujillo (La fiesta del Chivo), lo cataloga como un ser promiscuo; sin embargo, el escritor se casó a los 19 años con su tía, Julia Urquidi y casi una década después la dejó por la hermana de su mujer, causando una catástrofe familiar. Luego de esas conductas, Vargas Llosa tuvo una terrible relación con su padre.

El ilustre escritor, también fue capaz de llamar prehistórico al cardenal López Rodríguez. Estas acciones demuestran que desde siempre ha sido rebelde y antinormas.


Alejándonos de su vida privada, lo que nos interesa, ha sido su lucha en favor de los haitianos (pero siempre lejos de Haití). Llosa “tronó” contra nuestra Sentencia 168-13 y mandó a desobedecerla, cosa que lo convierten en un desacato. Y la propia Constitución cataloga eso como conspiración.

Este intelectual pasó de atacar a los colonizadores de siglos atrás, a querer que colonicemos miles de haitianos ilegales, con el fin solapado de la destrucción de la identidad del Estado dominicano y de la perdida de la Soberanía.

Nos llama la atención, que Vargas Llosa nunca ha defendido a Haití, como sí lo han hecho otros escritores, entre ellos, Eduardo Galeano en el artículo “Pecados de Haití”. Al parecer, Vargas Llosa se une a la dictadura tiránica y monstruosa que busca acabar con la nación dominicana y crear una especie de “patria común” con los vecinos haitianos.

Este “hombre de letras” con su campaña contra la nación dominicana se ha convertido en un enemigo jurado del pueblo dominicano. Debemos recordar, que la Constitución dominicana, en vez de favorecer la nacionalidad a personas como Vargas Llosa, mejor obliga a no darla o quitarla (ver artículo 23). De igual forma, la ley 4-23 promulgada recientemente por el presidente Luis Abinader.

Creemos, que premiar a alguien que mediante una gran calumnia acusa internacionalmente a República Dominicana y al pueblo dominicano de “fascista”, es indignante, y no podemos tener complejos de inferioridad o actitud servil.

“Los parias del Caribe”,

El Tribunal Constitucional de la República fue clave, así como la decisión del Dr. Leonel Fernández, quien rechazó contundentemente las pretensiones de los pro haitianos de anexarse el territorio y la República Dominicana. (El presidente de turno lo era el Lic. Danilo Medina, pero, fue el propio presidente Fernández quien instrumentó este reconocimiento en defensa de la postura del Estado dominicano).

Hay que agregar, que Vargas Llosa escribió en el prestigioso diario español El País, el 2 noviembre de 2013, el artículo “Los parias del Caribe”, donde nos tildó de lo peor, incluso comparándonos con Hitler. Días después, el propio Fernández Reyna escribe un artículo, sin desperdicios, donde manifestaba que la jurisdicción internacional no reemplazaba a la nacional.

La Sentencia del Constitucional da así un corte histórico, legal y contundente en favor de la nación de Juan Pablo Duarte. La soberanía no es interpretativa ni es por tendencia, moda o disposiciones globales. Esperamos estar equivocados y con ello no trate de tener derecho pleno en intervenir en los asuntos internos del Estado dominicano y ser punta de lanza para lograr el tan soñado e iluso Estado dominico-haitiano. Esperamos, no pretenda movilizar a los “dominicanos occidentales” contra la sentencia y las leyes.

Para este grupo de cachivaches no existe el derecho de autodeterminación. Por ello, hemos visto, personas con físico caucásico protestando. Los haitianos quisieran vivir en su país; los haitianos quisieran una gran nación; los haitianos quieren la patria de Louverture; pero un grupo, de manera sigilosa, buscan la manera de violar las leyes dominicanas y nuestra Constitución.

Dayvi López Vargas es licenciado en Diplomacia y Servicios Internacionales