Periódico Digital de República Dominicana

El religioso Rafael Gutiérrez dice que la llamada «inclusión» no debe ser radicalizada

0 137

«En Estados Unidos se celebra cada año en junio el mes de la inclusión o el mes del Orgullo LGBT+ donde se realizan diversas actividades dirigidas por miembros de los diferentes grupos que lo integran, que son una minoría pero consideró que hay otros mucho mas numerosos como los menesterosos que suman más de 50 millones o los narcodependientes que deambulan por todas partes como o extraterrestres«

Sostuvo que malas interpretaciones e intereses en el tema impulsan la promoción que tiene actualmente

El religioso Rafael Gutiérrez dice que la inclusión no debe ser radicalizada para que no se desvirtúe el significado del término y se aplique en forma negativa.

Sostiene que la búsqueda del bien común implica que se puede ser radical con ningún tema, si no ser justos y dar a cada quien lo que corresponde para evitar que surjan rebeldías entre los dos sexos que asegura son tratados con equidad por Dios, que es el primero en reconocer las virtudes a cada uno.

“Las escrituras establecen que el señor creó al hombre a su imagen y semejanza; varón y hembra los creó con el mandamiento, entre muchos otros, de que se unieran el varón y la mujer, que fuesen una sola carne y que fructificaran, se multiplicaran e hicieran la tierra”, dice Gutiérrez al explicar que la sexualidad entre los seres humanos tiene un origen divino. 

El Director de Comunicaciones de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días para América Latina y El Caribe y catedrático universitario sostuvo en una entrevista en el programa “Revista Dominical Dejando Huellas” que produce todos los domingos Onorio Montás por QuisqueyaFm, que partiendo de ese principio cada sexo tiene condiciones biológicas y de identidad propias para roles que tienen asignados como es el de la gestación donde se manifiestan claramente las diferencias que existen entre el hombre y la mujer. 

Indica que existen modelos de vida impuestos por las sagradas escrituras que fomentan la igualdad y el amor entre los seres humanos para establecer que a pesar de las características distintivas que tengan el hombre y la mujer son vistos iguales.

Este lenguaje de todos, todas y todes tiene una base en la concepción filosófica de que el discurso crea la realidad del ser humano y se entiende que si yo digo todes yo estoy construyendo una realidad donde se contempla, se considera y se incluye a grupos que formalmente no se incluían o no se tomaban en consideración.

Advirtió que hay que tener cuidado con la manipulación de algunos temas que se realizan en base a intereses o beneficios de algún sector que lo impulsa para propiciar muchas veces el desarrollo de una actividad económica.

En Estados Unidos se celebra cada año en junio el mes de la inclusión o el mes del Orgullo LGBT+ donde se realizan diversas actividades dirigidas por miembros de los diferentes grupos que lo integran, que son una minoría pero consideró que hay otros mucho mas numerosos como los menesterosos que suman más de 50 millones o los narcodependientes que deambulan por todas partes como o extraterrestres y no tienen la misma atención zombies de eso que ellos llaman “progreso” con el tema de la inclusión.Esas celebraciones son a menudo objeto de amplios debates al respecto, entre quienes están en contra de los festejos y los que los celebran la iniciativa que en República Dominicana tiene también la aceptación de algunos sectores que apoyan la causa de mantener el tema en vigencia como parte de los intereses económicos.