Periódico Digital de República Dominicana

Palestina e Israel: apuntes de un genocidio

“Ahora se esta dando sistemáticamente lo que el pueblo judío denunció durante la segunda guerra mundial, que era un holocausto. Ahora el perpetrador de ese holocausto es Israel, y esa es la primera división que hay que hacer para entender epistemológicamente este problema. El pueblo judío no es lo mismo que el Estado de Israel: el Estado de Israel nace como un proyecto sionista para darle a un pueblo una tierra propia”

0 93

Desde Astaná,  Kasajistán, en un comentario exclusivo para la “Revista Dominical Dejando Huellas” que transmite QuisqueyaFM, bajo la producción del periodista Onorio Montás, el destacado académico Dr. Carlos Manuel Abaunza Carranza ofreció sus criterios sobre el conflicto entre Israel y Palestina en cuanto a orígenes, agravantes y posibles desenlaces.

Doctor Carlos Manuel Abaunza Carranza

El sociólogo y periodista comenzó advirtiendo que este diferendo deviene un asunto complejo, y que se ha visto matizado por muchos factores de tipo religioso, cultural y de territorialidad, así como por la influencia de movimientos políticos actuales. De igual forma refirió que es necesario entender realidades históricas, económicas y políticas de la región, para realizar un acercamiento científico al conflicto.

“Ahora se esta dando sistemáticamente lo que el pueblo judío denunció durante la segunda guerra mundial, que era un holocausto. Ahora el perpetrador de ese holocausto es Israel, y esa es la primera división que hay que hacer para entender epistemológicamente este problema. El pueblo judío no es lo mismo que el Estado de Israel: el Estado de Israel nace como un proyecto sionista para darle a un pueblo una tierra propia”, explicó.

Sobre esto, Abaunza Carranza apuntó que, luego de la segunda guerra mundial, se valoró la compra de unas tierras deshabitadas en Argentina para cumplir con el cometido del proyecto sionista, y la otra opción era el territorio donde se encuentra hoy Israel; solo que en esta tierra ya estaba Jerusalén, poblada con personas de descendencia árabe que profesaban el islam.

“Se unieron sectores sionistas muy poderosos de Estados Unidos y de Europa y se decantaron por darle lo que hoy es parte de Israel a estas poblaciones desplazadas por el holocausto, dando inicio al Estado de Israel. Un lugar que ya tenía sus gentes con sus casas, sus negocios… Aquí lo que hace el Reino Unido es limpiarse las manos, dice que ya esa tierra no es suya, se la entrega al naciente Estado de Israel, votado por las Naciones Unidas, y que ellos se las arreglen en la división territorial”, explicó.

El plan —dijo— fue desde el principio tomar toda la tierra a partir de la parcela inicial, y así se ha comprobado con varias investigaciones realizadas sobre este tema; en algunos casos la violencia ha sido mayor en dichos desplazamientos, e Israel ha gozado de total impunidad por parte de la comunidad internacional. “Por un lado tenemos a Joe Biden pidiendo el cese al fuego, y luego tenemos que mandó a decir al representante estadounidense en las Naciones Unidas que no aprobara ninguna resolución de cese al fuego”, comentó.

Asimismo, el sociólogo e investigador hizo alusión a lo paradójico que resulta la ofensiva israelita contra el pueblo palestino, cortado suministros de alimento y deletreando la palabra genocidio con cada acción, cuando esos mismos males lo padecieron los judíos en Europa. También señaló que los ataques de Hamás que dieron inicio a esta nueva oleada del conflicto, no afectaron a los pobladores radicales extremistas del sitio objetivo, sino a un grupo de jóvenes en aquel concierto, muchos de los cuales abogaban por la instauración del Estado Palestino.

De acuerdo con Abaunza Carranza, desde que esta sección más liberal de la juventud israelita, que pugnaba por el reconocimiento del Estado palestino como forma de sentar la paz, fue fuertemente sacudida por la acción asesina de Hamás, sus miembros se han radicalizado, al punto de no ver viable la salida de los dos Estados establecidos como vecinos. “Los ven como una amenaza, y la opinión pública judía israelita dentro de Israel se encuentra en un proceso de radicalización muy peligroso”, añadió.

Por su parte —prosiguió— las comunidades judías de EE.UU y Europa han mantenido, en su mayoría, una postura progresista, de protección de derechos humanos, y, aunque condenan la invasión de Hamás, reconocen esta como una reacción a la violencia histórica del Estado de Israel hacia los palestinos.

Lineas del Armisticio de 1949

“Me viene a la cabeza una frase célebre del brasileño Paulo Freire que dice así: «Cuando la educación no es liberadora, el sueño del oprimido es ser el opresor», y creo que esto le calza muy bien al Estado de Israel. El gobierno de los EE.UU le da el equivalente de diez millones de dólares cada mes porque sí, pero hay grandes iniciativas sionistas que también ofrecen donaciones, y por ese concepto entran otros millones al mes, lo cual es impresionante. Además, hay paquetes de ayuda humanitaria que entran cada tres meses, y todo esto hace que haya una asimetría militar, política, económica entre el pueblo y Estado israelita y los palestinos, que simplemente es irreconciliable”. 

Así, Abaunza Carranza hizo un llamado a la comunidad internacional para intervenir de alguna manera ante el genocidio que se lleva a cabo actualmente contra el pueblo palestino. “Estamos viendo atrocidades, aprobadas por gran parte de la comunidad internacional, y muchos nos sentimos sin poder hacer nada. Los analistas y los grandes intelectuales judíos alrededor del mundo, están hermanados en criminalizar al Estado de Israel, y pedir un cese inmediato al fuego, y el establecimiento de procesos de comunicación que lleven hacia la creación de un Estado Palestino. Desafortunadamente, los intelectuales son solo una pequeña hojita dentro de un gran bosque tenebroso”, concluyó.

https://open.spotify.com/episode/4MMDMnd8cdXvnOxEI0dmnp?si=2f2d46aac3514ee1

https://hoy.com.do/academico-dice-conflicto-palestino-israeli-no-tendra-fin-sin-presion-internacional/