Sobre planteamientos “fusionistas” Wilson Gómez proclama que hay personas que no tienen sentimientos por su patria

Duarte fue designado jefe de la Revolución

-Expone siempre habrá quien descalifique las posiciones de auténtica dominicanidad

Santo Domingo.- El doctor Wilson Gómez Ramírez, Vicepresidente y presidente en

funciones del Instituto Duartiano, recordó que el patricio Juan Pablo Duarte, incluso a partir de su ideario patriótico, proclamó que la fusión entre haitianos y dominicanos era un proyecto imposible.

Wilson Gómez Ramírez

Resaltó que Duarte proclamó su admiración por la lucha del pueblo haitiano frente a la defensa de una soberanía, pero solo por los principios que aborda un demócrata. Igual pudo ser válido para cualquier otro pueblo que defienda sus ideas libertarias y soberanía frente a una amenaza del exterior, explicó.

Habló a propósito de los más de 200 años del nacimiento del patricio Juan Pablo Duarte.

El también Juez del Tribunal Constitucional, indicó que siempre habrá un esfuerzo a descalificar las posiciones auténticas de dominicanidad.

“O sea, hay personas que no tienen ese sentimiento, hay personas que no sienten por su patria. “Hay personas que nacen en un lugar, y no asumen ese lugar, no se identifican a plenitud con los valores y las cuestiones esenciales de ese terruño”.

“Pero hay las personas que logran conocer los esfuerzos que le ha costado al pueblo dominicano alcanzar su independencia, mantener su soberanía, asumir con determinación la defensa de lo conquistado”.

Citó que en el país ha habido procesos en que hay personas que se han identificado con el interés nacional y otros con intereses foráneos de cualquiera que está en contra de su patria. Eso se vio en la Restauración, en 1916 y en 1965, y en todas las veces que se ha conculcado la soberanía, acotó.

¿O acaso no fue Pedro Santana que anexó la patria y nos convirtió de una República, en una provincia de ultramar?. Eso fue un dominicano. 

Pedro Santana no tuvo fe, como tampoco la tienen esos malos dominicanos que tampoco tienen fe en el pueblo, en ese sentimiento, y entienden que nosotros tenemos que estar de rodillas a los imperios o de la mano de un protectorado de otra nación.

El sentimiento nacional y la dignidad, hay mucha gente que no lo tiene. Santana, Tomás Bobadilla y ese grupo que tenía la vista puesta en otros intereses, en el interés individual, habiendo participado en el proceso de la Independencia, se diferenció de Duarte que pensaba en la patria y en el interés general de la nación.

El doctor Gómez Ramírez  fue entrevistado en el programa “Dejando Huellas” que produce y dirige Onorio Montás.

Duarte y sus compañeros creían en la independencia pura, tenían fe en su pueblo; y tuvieron razón, pues ese pueblo, preservó la independencia conquistada, y luchó durante 12 años en el marco de 29 batallas combates y encuentros de trascendencia para preservar lo conquistado.

Fueron 14 batallas, pero hubo encuentros fuertes que se dieron. El pueblo respondió a muchos intentos contra la independencia.

“Este pueblo ha luchado mucho, ha luchado frente a grandes potencias, y ha mantenido su independencia como consecuencia de esa conciencia adquirida”, señaló.

Santana no solo fue negativo por esa anexión, que comenzó cuando expulsa del territorio a Juan Pablo Duarte y esos otros patriotas, y los declara “traidores  a la patria”. Es decir, traidores llamó a los que no querían identificarse con sus despropósitos, apuntó Gómez Ramírez.

Relató que Duarte tuvo conceptos tempranos sobre la soberanía de la República Dominicana, y a conseguir la liberación de su nación. Cuando se produce la ocupación haitiana de 1822.

Relató que Duarte tenía 9 años, recibió la influencia de su padre José Celestino Duarte, cuando se resistía a firmar el documento que circuló y con el que se quería validar esa presencia extranjera en el territorio de los dominicanos.

Duarte vivió aquello y sufrió las consecuencias de la ocupación

militar haitiana, ya que sus maestros y compañeros de estudios se vieron obligados a abandonar los lugares donde recibían la  formación educativa particular.

Así las cosas, su padre y su madre Manuela Diez convinieron la

necesidad de sacar a Duarte del país para continuar su formación educativa y es enviado con Pablo Pujols, un amigo de la familia a Europa. Tenía 16 años, cuando salió del país ocupado.

En Europa, Duarte pudo ver en otros países lo que es la libertad, la soberanía, los esfuerzos nacionales.

Los relatos indican que conversó durante el viaje con el capitán del barco y cuando éste le preguntó por su nacionalidad, Duarte le respondió “dominicano”, a lo que el navegante le ripostó no, eres “haitiano, mira tu pasaporte”.

Se señala que fue parte de lo que impulsa a Duarte ya en Europa a asumir un compromiso social con su nación, en el marco de una situación europea donde el liberalismo avanza impulsado por la Revolución Francesa, la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, los conceptos esenciales de la soberanía, democracia, libertad, los derechos propios de las personas, los derechos humanos.

Son factores que se asume influenciaron su formación política, sus niveles de conciencia a partir de su propia realidad, que son las bases de su proyecto libertario para la creación de la República Dominicana.

Cuando regresa, ya con 19 años, habla de lo que vió en su viaje, de las manifestaciones culturales, y dice lo que más me impresionó fueron los “fueros y libertades de Cataluña, de Barcelona”.

Y dice: “fueros y libertades que aspiro un día dar a mi patria”. Trajo libros de Europa sobre historia, derecho romano, filosofía, uso de tres armas, tácticas de artillería y esgrima.

Con ideas claras, monta una escuela de esgrima en el patio del negocio de su padre, en la Atarazana.

Duarte influyó entre los jóvenes que siguieron sus orientaciones, sus conceptos sobre ideas de soberanía y libertad, y es así como se forma la sociedad secreta patriótica “La Trinitaria”.

Duarte aglutinó a seguidores que tenían conocimientos cívicos y

formación, sino, conocimientos de milicia, incluyendo Duarte, que sirvió en el ejército Haitiano donde entró como cabo y terminó de coronel, sostuvo Gómez Ramírez.

Cuando se forma la Trinitaria, con la experiencia en milicia de sus integrantes, se otorgan rangos. Duarte recibe el rango de Comandante en jefe de la futura República.

Duarte fue designado jefe de la Revolución y otorga rangos de

coroneles a muchos compañeros, y dispone la estrategia, contraseñas y la táctica de organizarse células de tres en tres.